LA SOLUCION DEFINITIVA
Humanamente no fué ni es posible para el Dr.Malanga poner bajo hipnosis regresiva a toda la población abducida, por eso ideó y puso en funcionamiento una técnica que puede realizarse en soledad: el Test de la Triada de Colores. Este es un poderosísimo instrumento que fué creado para que cada persona con problemas de interferencias alienígenas, pueda eliminarlas, por sí misma.

 
TRIAD COLOR TEST DINAMICO FLASH 
 
En este artículo se describe la norma final que permite a aquellos que la practican, adquirir la capacidad de acceder al conocimiento del propio Ser. En este test, o procedimiento experimental, transmitimos todas las experiencias de nuestra investigación teórica y práctica en el campo de la percepción humana, aplicadas al estudio de los fenómenos externos al planeta Tierra.

El procedimiento anterior, del que nos inspiramos, tuvo como objetivo el intento de remediar el fenómeno de la abducción alienígena. De hecho, habíamos ideado un procedimiento denominado Tríade Color Test Dinámico (TCTD), que había dado excelentes resultados.

El procedimiento del simple TCT incluyó una simulación mental muy compleja, que fue conducida por un operador externo, que hacía simular al abducido una habitación mental completamente a oscuras, donde había presentes algunas lámparas que imitaban las luces. Estas lámparas se encendían, evocadas mentalmente por el sujeto abducido, en un orden preciso y simbólicamente simulando los tres componentes del mismo: la mente, el espíritu y el alma. A través de un sencillo mecanismo arquetípico, analizando los colores de las tres lámparas, se puede obtener un cuadro psicológico preciso del sujeto examinado y de su problemática, ya que dependen de la presencia de interferencias alienígenas, ya sea que de naturaleza psicológica, o que estaban vinculados a sus experiencias de vida.

En el caso de los sujetos abducidos, los colores de las esferas luminosas venían corregidos por el operador, con el objetivo de conseguir los colores arquetípicamente correctos, identificados sobre la base simbólica-estadística como en verde para la mente, en rojo para el espíritu y en azul o amarillo para la parte anímica. Para un estudio en profundidad del mecanismo simbólico cerebral, lea el trabajo previo y en particular el que se relaciona con el TCT (El Universo a Colores, del mismo autor).

A continuación, se le pedía al sujeto que detectase la presencia de otras esferas brillantes dentro de su sustancia mental, que correspondían a los intrusos de naturaleza alienígena. La mente del sujeto, arquetípicamente veía a los intrusos como esferas brillantes de colores apropiados y, en ese contexto, era posible identificar la memoria alienígena activa, el lux, los parásitos sin cuerpo, y cualquier micro implante que pudiera estar presente en el cuerpo del sujeto.

La esfera anímica era animada a eliminar mentalmente a todos los objetos y sujetos extraños, hacia fuera de la habitación con el acto mental de la voluntad. Se eliminaron entonces las conexiones del alma con los constructores de este universo virtual dual, con el Primer Hombre, con el correspondiente sujeto del antiuniverso y con la parte todavía jerárquicamente superior a esta estructura, que se identifica en el mito indio como las figuras de los creadores Shiva y Vishnu (Lea Génesis II, del mismo autor).

Una vez que el sujeto, fue diferenciado de sus creadores manipuladores, se le dijo a la parte anímica que visionara -a través de un simbólico escáner- el cuerpo del abducido, verificando la presencia de microimplantes aliens y militares, destruyéndolos uno a uno, con el propio acto de la voluntad. A continuación, se le dijo al alma que buscara todos los recipientes copia del sujeto abducido en el espacio-tiempo, los cuales fueron identificados y se eliminaron a través del acto de la voluntad.

El examen de la línea de tiempo, conducido por la parte anímica, verificaba que en el futuro y en el pasado no existían más escenas de abducción. El sujeto estaba completamente libre del problema de abducción. En algunos casos se salieron, a través de la conciencia de la propia parte anímica, hacía un camino llamado "álbum de fotografías" donde se identificaban todos los tipos de alienígenas que habían venido a perturbar la existencia del sujeto abducido, para hacer tomar conciencia al alma sobre la situación pasada: los alienígenas quedaban perfectamente reconocidos e identificados, a nivel consciente, evitando más aducciones inconscientes. Por último, las tres bolas se fusionaron en una sola bola de color blanca o amarilla, que simbolizaba la suma de los colores rojo, verde y azul o amarillo. La fusión de las tres conciencias de la tríada se percibió como la suma algebraica de las tres frecuencias, en el rango visible de los tres colores, y la mente producía de forma automática la suma de color.

Los resultados de este procedimiento, que duró un promedio de dos horas a cuarenta minutos, hacían tomar a la tríada la conciencia necesaria para no estar sometida a más abducciones, tanto por parte del alien como por parte de los militares, que están influenciados por creadores cósmicos de diversa naturaleza.

El resultado, aunque fuera bueno, no estaba optimizado todavía. Muchos sujetos, después del tratamiento, adquirían la capacidad de defenderse del alien, pero frecuentemente a causa de graves deficiencias psicóticas anteriores, no eran capaces de mantener esta posición durante toda su existencia en este planeta. Por lo tanto, eran necesarias aplicaciones adicionales a esta metodología que, si se llevaban a cabo con la suficiente experiencia, darían lugar a la liberación del sujeto abducido que durante su vida, sin embargo, podría tener aún alguna consecuencia causada por el hecho de que en la agenda alienígena no están previstas estrategias alternativas a la clásica abducción.

El uso de este largo procedimiento trajo consigo una serie de fracasos totalmente determinados por la clara falta de voluntad de los mismos abducidos, en su deseo de querer realmente liberarse de la matriz alienígena. Surgieron, de hecho, dentro de los abducidos, reacciones psicóticas de diversos orígenes, que llevaban al mismo sujeto a la conclusión de que la vida con el alien era mejor que sin él.

El antiguo procedimiento también proporcionaba la construcción de una simbólica campana protectora que envolvía la habitación mental del abducido, asegurándose de que la imagen del alien permaneciera fuera de ella, incapaz de invadir el recipiente (el cuerpo) abducido. Esta barrera, venía garantizada por la energía de la parte anímica, que era enviada para proteger a la tríada, dentro del mismo recipiente humano, que lo hacía inexpugnable.

Pero incluso al hacerlo, nos dimos cuenta de que todas las veces el super-ego del sujeto, la autoestima que está relacionada con el super-yó, faltaba, y la barrera mental se volvía frágil y tarde o temprano caía bajo las maniobras implacables alienígenas.

El nuevo procedimiento

En el último año, hemos sido capaces de llevar a cabo más observaciones experimentales que nos llevaron a identificar los errores de procedimiento contenidos en el antiguo TTCD. Estas nuevas observaciones han surgido de un estudio a nivel cuántico del universo. En particular, el entendimiento de que el universo no es dual, nos puso en frente la idea de que no existe separación.

La dualidad -como se ha descrito en la tercera parte de la trilogía titulada Génesis, que publicamos hace algún tiempo- es un engaño perceptivo de la mente humana. El universo es visto erróneamente como una especie de doble hipótesis dual, donde los extremos pertenecen a dos categorías diferentes. Bueno y malo, dentro y fuera, amos y esclavos, ricos y pobres, y también como operadores lineales de signo opuesto, como el + y - o los vectores de espacio, tiempo y de energía potencial, no eran más que ilusiones perceptivas.

En este contexto, la dualidad onda-partícula, venía restaurada en una nueva óptica no-dual, ligada al conocimiento de la conciencia y no a evasivos parámetros ocultos, buscados y nunca encontrados de la física moderna. La suposición de que el universo virtual no es dual, nos hizo comprender que algo había tratado de hacernos creer.

Se descubrió que la dualidad es un sistema para categorizar al hombre, para hacerle creer que es responsable de un frente que se opone a otro frente. El dualismo es el sistema con el cual los alienígenas trataron de obligar al hombre a realizar las batallas que no eran suyas.

La idea de dual hace que los frentes choquen en lo eterno, y la fórmula de divide y vencerás, funciona hasta el punto de que nadie se había dado cuenta del engaño.

Algunas observaciones sobre el terreno de la física cuántica nos permitió entender que la dualidad no existe, excepto como una forma de falsa percepción. Entendimos que la segunda ley de la termodinámica debía revisarse, donde la entropía del universo tenía que estar relacionada, no tanto a la energía del sistema, sino al conocimiento del propio sistema, que sin embargo está relacionada a su energía.

Pero la conclusión de todas estas observaciones iba en una sola dirección. Si no existe la dualidad, el universo no se divide en dos sino que es una sola caja en la que hay muchos seres vivos con diferentes grados de conciencia, en una amplia gama de tonos. Tal percepción diferente del universo fue cambiada por la misma visualización de pantalla doble.

El universo no es dual en sí mismo sino que se convierte en dual y se percibe como tal, por la conciencia no integrada.

Así que si no hubiera barreras que nos categorizaran, no podríamos -en el TCTD- crear una barrera que mantuviera al abducido encerrado en la jaula construida por él mismo. No podríamos esperar que la caja fuera demasiado protectora, ya que la existencia de la jaula, simbólicamente, era la representación de la oportunidad de derribar las fronteras. Si no existen fronteras no existe la posibilidad de derribarlas. El abducido no podía defenderse de los aliens con una barrera; por lo que no podía tener el alma, la mente y el espíritu separados, aunque unidos por la suma de las tres esferas, siempre se podría restaurar la separación entre ellos.

No había separación entre los componentes de la tríada, ya que fueron separados en el principio, por los mismos constructores de la dualidad. La conciencia del hombre, que es la Creación, no puede ser manipulada por cualquier persona; para obtener la manipulación se tiene que separar la conciencia categorizándola en tres partes.

De hecho, se descubrió que el alma, la mente y el espíritu, existen sólo en nuestra percepción dual pero que son tres partes de una sola pieza original, la conciencia. A causa de los colores del alma, la mente y el espíritu, existen todos los colores. Cada color representa simbólicamente una posibilidad de manifestarse y como la conciencia puede ser todo, es por ello que sus tres componentes ya no existen cuando recuperan la conciencia de estar divididos. La suma de alma, mente y espíritu, no podía ser una esfera simbólicamente blanca porque el blanco es la suma algebraica de las tres frecuencias, propia de la manifestación de la tríada, pero no una completa integración de ella.

El blanco puede ser recompuesto en tres colores originales, haciendo reajustable también la separación y con ella la abducción alienígena. La suma total de los colores hacen que la esfera final de la conciencia integrada en el universo virtual sea de todos los colores no superpuestos, sino integrados en la suma total de color. El color y el no color. Simbólicamente el no color es percibido por la mente humana, al igual que el todo y la nada, que, de acuerdo con la física de la energía de punto cero, tiene exactamente el mismo significado.

De hecho, si tenemos en cuenta que un punto en el espacio está vacío, debemos preguntarnos si está vacío porque no hay nada o vacío porque en ese momento el todo y el contrario de todo se aniquilan entre sí. Y entonces todo y nada se convierten en lo mismo. La esfera transparente es la nada que es simbólicamente el todo. Pero es que la esfera transparente no tiene ningún tipo de consistencia, así que nada se le puede adherir. La esfera transparente evoca la representación simbólica de la onda cuántica.

El concepto de onda y partícula se unen al concepto de consciente e inconsciente. Cuando la conciencia es onda se presenta como inconsciencia. Sabemos que existe, pero nadie sabe dónde se localiza en el espacio-tiempo. En otras palabras, es invisible debido a que está en todas partes a la vez. En contraste, la partícula es la representación simbólica de la conciencia total. La conciencia integrada sabe que puede ser onda y partícula a la vez y decidir por sí misma.

Presentarse al alienígena como onda significa ser -frente al alien- totalmente transparente e invisible, pero desde un punto de vista cuántico, asume el significado de rechazo hacia la experiencia alienígena, con la consiguiente ausencia de interacción.

El fenómeno físico se hace perceptible sólo como onda no localizada y como una partícula. Ser partícula significa aceptar la experiencia de interferencia.

Este concepto se le puede enseñar a la conciencia integrada simbólicamente y tal conciencia adquiere los conocimientos necesarios para saber cómo hacer una sola cosa, decidir millones de veces al día frente a todo el universo, si participa en una experiencia y ser partícula frente a ella o negar la experiencia y "no ser encontrado", tomando la apariencia de una onda. Ser onda significa que "saben que estás ahí, pero no saben dónde ni cuándo".

En términos más simples, la conciencia integrada, ahora sabía cómo llegar a ser invisible en la experiencia alienígena.

La nueva parte experimental del Triade color test dinámico flash (TCTDF), que no dura más de quince minutos, en una sola aplicación, hace que la fusión irreversible de la tríada, enseñe a la conciencia integrada el concepto virtual de la física cuántica, de un modo comprensible y hace que cualquier persona que lleve a cabo este ejercicio se integre con sí mismo. El procedimiento no está diseñado para salvar al hombre del alienígena, sino para asegurarse de que el hombre adquiere conciencia de sí mismo. En ese momento, si la persona que practica la técnica fuese abducida, se libraría de una vez para siempre de su problema. Si el sujeto nunca ha sido abducido, sin embargo, se liberará de su compromiso con la creación de los falsos Dioses o Demonios, que sin él no tendrán cada vez más poder.

El universo no local y la experiencia de abducción

El TCTDF no prevé la destrucción de microchips, no prevé la búsqueda y destrucción de las copias, no evoca ninguna imagen de alienígenas, no evoca ningún tipo de memoria virtual, no corrige los colores de la tríada y por lo tanto no es traumático.

Prevé un estado de hipnosis muy ligero, fácilmente editable, en función de las necesidades. Debe tenerse en cuenta que, dado que el universo no existe a nivel local y no existiendo el pasado o el futuro sino sólo el presente, el procedimiento produce un efecto inmediato en la línea de tiempo de la vieja Programación Neuro Lingüística (PNL). De hecho, en el mismo instante en que las tres esferas de la tríada -de cualquier color- se unen y logran la transparencia perfecta, no sólo están integradas en una única esencia de la conciencia irreversible, sino que nunca se separan del eje del tiempo. Las funciones de onda cuántica del pasado y del futuro colapsan en el presente dando realidad solo a eso.

En este contexto, si la conciencia total es reconstruida, esta resultará dividida como nunca antes, pero si la conciencia nunca ha sido dividida nadie será capaz de manipularla.

Esto experimentalmente crea el efecto de que en el momento de la fusión, desaparecen todos los recuerdos de abducciones pasadas, desapareciendo todos los microchips que el abducido lleva y eliminando de un plumazo todas las copias del abducido, que nunca han sido formadas.

La experiencia de abducción permanece como "realizada", pero no la recuerdas, no está visible; para la mente es una vida que en ese momento es como si nunca hubiese existido porque pertenece a un pasado modificado y que actualmente nunca ha existido.

El nuevo procedimiento también garantiza el libre albedrío total de la conciencia integrada. La esfera transparente de la CI, podrá decidir en cualquier momento, ser onda (esfera transparente) o partícula, ser visible o invisible, querer interactuar o querer rechazar la experiencia.

El nuevo procedimiento no prevé la eliminación física del alien, sino simplemente la transformación del evento de abducción en onda. En este contexto, la conciencia integrada se convierte en invisible para el alienígena que técnicamente ya no tiene por más tiempo la posibilidad de interactuar con el evento. En este sentido, la conciencia integrada hace que el alien aparezca como onda; no se destruye, simplemente sus posibilidades de encontrarse delante de ti se minimizan a un valor positivo pero pequeño. La probabilidad de tener al alien delante se hace tan pequeña que el intruso no puede ser identificable.

Este es el resultado que, en términos virtuales, se transforma en la negativa, por parte de la conciencia integrada, hacia la experiencia; pero en términos de estados cuánticos, se lee como resultado de la probabilidad estadística, que parte del supuesto de que somos nosotros los que construimos la virtualidad y que interactuamos con ella, pero sólo si lo deseamos.

No tenemos las herramientas para hacer las mediciones pero podemos producirla, como recientemente hemos demostrado en algunos experimentos de termodinámica cuántica (lea Génesis III, del mismo autor). También hay que señalar que el tratamiento cuántico de los eventos puede llevarse a cabo sólo en contextos microscópicos (el mundo de la física de partículas elementales). De hecho, los componentes de la tríada de la conciencia integrada, son similares en todos los aspectos a los componentes microscópicos de la física cuántica Bohmiana.

No existen fallos en la técnica

Cabe destacar que la técnica tiene algunos inconvenientes o por lo menos debemos ser conscientes de los límites. En el TCTDF no se han hallado errores, pero esto no significa que el sujeto no sea por más tiempo víctima de la abducción. El sujeto se verá de nuevo abducido si su conciencia integrada lo desea. Existen muchos impulsos que pueden influir en esta dirección.

Un abducido que fue liberado del problema desde hace más de un año, se reanudó o mejor dicho, se encontró de nuevo en contacto con las especies alienígenas, durante una noche en particular. Al día siguiente, algunos moratones aparecieron en el cuerpo del ex abducido.

La reconstrucción del episodio, con la técnica de los anclajes (PNL), destacó dos factores importantes.

Durante la noche los alienígenas habían entrado en la casa del sujeto, pero él lo describe como si no lo hubieran visto. Los aliens, de hecho, se situaron directamente delante de él, pero terminaron en la habitación de su hermano, que también tenía el mismo problema de abducción. El sujeto ex abducido liberado, pensó dentro de sí, que debía defender a su hermano: pero en ese momento inconscientemente decidió volver a aceptar la injerencia alienígena, volviéndose visible.

Con ello renace una verdadera lucha con los alienígenas, y los efectos saldrán a la luz al día siguiente, al despertar. El segundo efecto fue notar que, en este caso, nuestro ex abducido no fue aceptado para ser abducido, porque ya no se podía volver a separar su conciencia estando integrada y nunca más la podrían manipular.

Algún otro caso en el cual el contenedor se retoma, parece deberse al hecho de que el ex abducido decide vengarse y alberga un profundo resentimiento contra sus secuestradores, a los que considera como los que han arruinado sus vidas. En ese momento, el sujeto inconscientemente se predispone a vengarse y se prohíbe a él mismo el enfrentamiento con el alien que volverá a molestar al abducido, incapaz de deshacerse de su problema no resuelto a nivel psicológico.

Esta técnica también es aplicable para las personas que no saben nada acerca de los alienígenas, que no son conscientes de su situación, que no tienen recuerdos de ningún tipo a nivel consciente. Sin embargo después del tratamiento, la conciencia integrada, en estos casos específicos, puede decidir recordar las experiencias de las cuales ha adquirido conocimiento, aunque ya no lo percibirá como recuerdos. En estos casos, parece que la conciencia integrada se sitúa frente al alien para ser filmada y jugar a un juego que puede resultar incluso peligroso, pero que ya no dará lugar a la presentación de la esfera transparente visible para el alien. La esfera transparente nunca será atrapada.

En esta etapa es importante integrar la esfera transparente con su propio contenedor, de lo contrario el contenedor todavía será abducido aunque la esfera transparente ya no podrá ser manipulada. Este hecho, lleva al sujeto -sobre todo si es mujer- a ser todavía utilizada como presa del alienígena. Enseñar a la conciencia integrada la integración con el propio contenedor es la única manera de salir de este problema.

¿Qué es la Conciencia Integrada?

Por conciencia integrada se entiende que es la parte de la conciencia primordial que creó el universo virtual, y se integró en la virtualidad, obteniendo conocimiento del espacio, el tiempo y la energía.

Se trata de una conciencia que siendo la suma de sus tres componentes con características como las virtuales, sabe que el universo es su creación, sabe lo que significa el espacio, el tiempo y la energía, habla neutral y no en femenino -como la vieja parte anímica-, domina el espacio, el tiempo y la energía, es potencialmente capaz de expresarse paranormalmente y usa el recipiente para ganar experiencia.

Por lo tanto, puesto que la conciencia integrada debe experimentar, no tiene conciencia del Todo, ya que si tuviera tal conocimiento, no necesitaría integrarse en el universo virtual que ha creado.

Experimentar el TCTDF hace al hombre integrado y ya no se divide en tres componentes, con lo que regresa de nuevo a su condición ORIGINAL: pero esto no proporciona la experiencia predeterminada, que todavía ha de ser lograda.

Cuando se ha efectuado la experiencia del TCTDF, el mapa descriptivo del territorio de cada uno cambia, y al sujeto le aparecen los verdaderos problemas de la virtualidad que ha decidido hacer frente y que a menudo también crea momentos de desconcierto, que llevados al extremo podrían hipotéticamente, incluso en el acto, llevar a tomar decisiones por parte de la conciencia integrada, de volver hacia el problema. ¿Son mejores los aliens o las dificultades de la vida cotidiana?

La conciencia integral debe experimentar con su libre albedrío y siempre puede escoger, aunque la eventual y rara elección de volver no es representativa del fallo de la técnica, sino que es una clara evidencia de su éxito, señalando que en este universo el libre albedrio es totalmente absoluto.

En los casos que hemos tratado en el plazo de un año, ninguna conciencia integrada se ha vuelto a retomar más, algunos contenedores han tenido algún pequeño problema molesto con tendencia a la resolución total con el tiempo; sólo un caso mostró la idea de volver al fenómeno por propia elección, pero hasta la fecha no lo ha hecho.

La CI, desde un punto de vista cuántico, posee los tres vectores del espacio, el tiempo y la energía que le permiten expresarse en su realidad virtual creada, mientras que los tres vectores de conciencia -como hemos dicho en Génesis III-, representan el único modo de medir indirectamente la conciencia misma, si está perfectamente superpuesta, tomando un único vector de conocimiento (representado en todas las direcciones como multi vector). Cabe señalar que los tres vectores de la conciencia del alma, la mente y el espíritu -cual productos vectoriales de los dos componentes que caracterizan cada uno de los tres elementos-, son "no conmutables" entre ellos. Es decir, se colocan a noventa grados entre sí y no son superponibles en la que fue la esfera blanca que se obtuvo al final del clásico TCTD.

La esfera transparente, una vez que se reduce a un punto, en el procedimiento que se verá más adelante, produce la superposición final de los tres vectores de la conciencia, destruyendo aún más, y hasta el final, la separación esquizoide entre el espíritu y el alma y la mente, que originó un ser imperfecto y sobre todo muy vulnerable debido a la falta de coherencia interna.

Las características de la conciencia integrada más evidentes, sometidas a hipnosis profunda, son las siguientes:

. El sujeto habla en masculino (neutro)
· El sujeto sabe que construyó el universo, pero no sabe por qué lo hizo de esta manera.
· El sujeto sostiene que el Ser existe porque se manifiesta en el hacer.
· El sujeto sostiene que la dualidad no existe y si existe es porque la hacen, y para ser el Todo, lo tiene que hacer todo.
· El sujeto ve y percibe el universo de un modo totalmente virtual, como una falsa construcción, sin aparente solidez.
· La conciencia integrada ve al universo de una manera real. Real y/o virtual al mismo tiempo. Aprende a ser un observador de sí mismo, de infinitos puntos que se ven hacia el centro y desde el centro mirando hacia infinitos puntos.

A través de la realización de la conciencia integrada se puede viajar por la virtualidad pudiendo visionar cualquier lugar del espacio y el tiempo, mientras que poco a poco emergen aspectos de carácter paranormal cada vez más evidentes en la vida cotidiana.

La técnica opera sobre sí mismos

El TCT clásico prevé -por su complejidad y duración- el uso de ayuda externa. El conductor guía al sujeto en la simulación mental, haciéndolo pasar por todas las etapas necesarias, hasta que se llega al final, a la consecución de la esfera blanca de la conciencia. Durante las pruebas de la nueva técnica, nos dimos cuenta, al principio, de algunos fracasos parciales que se obtenían y al buscar la causa, nos encontramos con la teoría del efecto espejo.

El universo, según nuestras concepciones, es de naturaleza holística, es decir, nada está separado del Todo, como de hecho se supone que es, comprobando las ecuaciones de la física de Bohm. En este sentido, las reacciones que otro tendrá conmigo dependerán únicamente de mí.

Si alguien discute conmigo es porque dentro de mí, no he logrado la armonía. De hecho, si por ejemplo, entro en una habitación donde veo que alguien está molesto, incluso si yo no digo nada, va a recibir dentro de sí mi hostilidad y cualquier gesto mío puede producir una reacción violenta en contra de mí. En ese punto yo estoy autorizado a responder porque técnicamente yo no empecé primero, aunque en realidad, yo fui el primero que tuve una reacción negativa contra el otro.

En este contexto, el otro se volverá contra mí, porque yo a través de un campo morfogenético local, le comunique mi malestar con él. Entonces nos dimos cuenta de que algunos sujetos a los que les resultaba difícil algunas las partes del método -difícil para su comprensión-, si no lo entendían bien, daban lugar a problemas después del tratamiento. Algunos abducidos no entendían los efectos cuánticos de onda y partícula. El alien no volvía más, pero estos abducidos no podían hacerse invisibles a los intrusos, que todavía permanecían parasitariamente presentes en sus experiencias cotidianas.

Otros abducidos estaban luchando por separarse de la figura del alienígena, ya que no comprendían la idea de que el pasado no existe, por lo que permanecían vinculados a la misma.

A partir de un análisis más profundo que he hecho tanto de mí como de algunos colegas que han practicado el TCTDF en la etapa experimental, se podría señalar que durante la aplicación del test, la palabra asumió una importancia profunda, pero detrás de la palabra existía otro tipo de meta comunicación más profunda y eficaz.

Durante el test, el conductor produce una especie de situación en la que pasa un paquete de información que migra de la propia conciencia a la conciencia del abducido.

Siempre que el abducido es capaz de querer adquirir el paquete de información, recibe toda la información que el conductor le pasa. En otras palabras, el TCTDF también podría llevarse a cabo en silencio total y el resultado sería probablemente el mismo.

Pero dado que los seres humanos utilizamos la palabra en esta virtualidad, para simplificar -no sé hasta qué punto- las cosas, hemos utilizado el verbo para enseñar a la conciencia qué es la cuántica. Pero en ese contexto, si mi paquete informativo conciencial tiene alguna disonancia, he aquí que yo lo retransmito al otro completamente.

Tomemos un ejemplo sencillo:

Si yo tengo algún problema sin resolver con mi pasado y le practico un TCTDF a un sujeto abducido, he aquí que le liberaré del alien de forma total, pero tal vez irán a ver su foto al lado de la cama, por la noche mientras intenta dormir.

Mi incapacidad para romper con mi pasado, se ha redirigido al abducido, que sin información en sentido contrario, no sabe cómo manejar esta parte de la virtualidad y va a sufrir el mismo problema.

En otras palabras, si voy al médico con un resfriado y quiero ser curado, no deberé ir a la consulta de un médico que padezca también de un resfriado, porque él nunca podrá curarme ya que al padecer él mismo ese problema y no habiéndolo resuelto, no me podrá ayudar a mi tampoco.

Estaba claro que este tipo de información de metadatos no sólo actuaba a nivel del TCTDF, sino de manera constante en todas las relaciones diarias entre los seres vivos. Estaba claro que en el pasado habíamos parcialmente fallado y que los llamados viejos abducidos, habían fracasado. Si no eres puro como el cristal puedes ensuciar también a tu paciente y ésta pudo ser una de las razones por las que algunos abducidos no se libraron completamente del problema, excluyendo los casos en que la voluntad del sujeto estaba en contra.

Pues, en la línea teórica del principio, nadie puede efectuar un TCTDF sobre otro a menos que este no sea del todo perfecto. Dado que esta perfección no existe -que yo sepa-, aún así hemos de destacar que los resultados de los experimentos llevados a cabo en el TCTDF, en general, han sido buenos, aunque con algún que otro contratiempo.

La mejor cosa que hicimos fue construir una parte experimental simple que cada uno pudiera efectuar sobre sí mismo, teniendo cuidado en manifestar un fuerte acto de voluntad para querer solucionar las mismas problemáticas. El porcentaje de éxito del TCTDF está estrechamente ligado a la comprensión de lo que se está haciendo. No se puede efectuar la prueba leyendo sencillamente la parte experimental que sigue, como si fuera un ritual de la iglesia católica o la receta de un médico cualquiera, se debe comprender exactamente lo que significa cada paso individual. Por esto, quien quiera efectuar la prueba sobre sí mismo, se tiene que leer, estudiar y comprender, muchas de las cosas que he escrito precedentemente. Tiene que tener claro el sentido de los tres trabajos titulados Génesis, de la primera a la tercera parte, tiene que comprender como funciona la simulación mental y tiene que estudiar el funcionamiento y la teoría del TCT clásico.

Por un lado los errores de interpretación invalidarían todo el procedimiento, pero por el otro, sabemos que la información importante ya está disponible para todos, a nivel de la rejilla holográfica, que a través del campo morfogenético, está siempre al alcance de todos.

Los sujetos a los que practicamos el TCTDF en la etapa experimental, tienen que entender que si después de la aplicación de la prueba, todavía tienen dudas e incertidumbres sobre determinadas situaciones que afecten a sus vidas, es porque la prueba te integra, aboliendo la dualidad, permitiendo a la conciencia poder realizar -sin ser molestada- su labor en el contenedor; pero el sistema no ayudará a resolver el propio "destino" (camino experiencial), que debe ser resuelto por ellos mismos.

En particular, las personas que han realizado la prueba, no deberán dirigirse más a mí ni a otros por sus problemas no resueltos, sino pidiéndoselo directamente a su conciencia integrada, que es perfectamente capaz de aclarar cualquier aspecto de la realidad y representa que es ella misma -la conciencia- la que tiene que solucionar las cosas que están por resolver.

La armonía es el resultado final a alcanzar, no más trivialmente desterrando a los aliens que, en este punto -si bien han destruido mi vida hasta ahora-, ya no representan una amenaza grave para nosotros.

Pregúntate a ti mismo, por lo tanto, a la parte divina de ti mismo y esta parte siempre responderá.

La enfermedad es sólo un estado de incomprensión debido a la separación, mientras que la curación está en la adquisición de conocimientos. En este contexto, es evidente cómo el TCTDF sirve a todos los seres humanos, ya que ayuda en la integración con el ser interior y la libertad de la esclavitud de los falsos Dioses y verdaderos Demonios que, como dice el mito, tratan de vivir para siempre sin ensuciarse las manos, a través de la experiencia del dolor experimentado por otros.

El universo dual proporciona que el amor y el odio sean una única manifestación de una sola moneda, con dos caras. Nuestros líderes Dioses, decidieron trucar el juego y que siempre salga cara en lugar de cruz, tan sólo realizando la mitad de la experiencia y siendo entonces sólo la mitad de sí mismos. Nosotros en lugar de eso, decidimos ser todo y por ello hemos sido manipulados con la intención de robar la parte experiencial que le falta a los demás. Este robo es sólo una representación de la falta de conciencia, no determinada por la comprensión de que todos somos uno. Así que cuando entendemos esto podemos entender cómo funciona el espejo.

Los seres humanos vieron en los alienígenas -tan despreciables-, la parte despreciable de sí mismos y los alienígenas ven en la fragilidad humana, su propia fragilidad.

En el instante en que lo dual muere, cada uno de nosotros se hace consciente de sí. Y desde ese momento sólo se reflejará en él mismo, porque dentro de sí está el universo entero con todas las respuestas a todas las preguntas.

TCTDF: Parte Experimental

Verifica que no serás molestado, relájate y cierra los ojos.

Sumérgete en la oscuridad de tu habitación mental. Una habitación en la que tú estás en el centro y dónde todo está a oscuras. Tu habitación mental.

Sabes que en esta habitación habrá las lámparas, que probablemente no ves por qué generalmente están apagadas, pero que también podrían estar ya encendidas. Si no lo están, las enciendes. Tus tres lámparas son: la mente, que enciendes primera, el espíritu que enciendes segunda y el alma, que se encenderá tercera.

Mira estas tres lámparas que están en tu sustancia mental, tu ser, tu esencia. Mantén la posición, el color, el tamaño, la distancia de ti y la altura desde el suelo de la habitación. Las únicas fuentes de luz en la habitación son las tres lámparas.

Puedes ver sólo una lámpara como la suma de las tres, pero si ves tres, identifica la lámpara que representa la parte del alma y pásale un brazo por dentro. Escucha y siente esa sensación de hormigueo que tienes.

¿Qué se siente dentro de la lámpara del alma? ¿Caliente o frío, grueso o sólido, líquido o gas? ¿Se sienten algunos olores inusuales o algún sonido particular?

Mientras que estás sintiendo al alma que se muestra ante ti como una esfera luminosa, pregúntale si recuerda el principio de los tiempos, cuando estaba vinculada a las otras dos esferas de la mente y el espíritu que en ese momento no existían, antes de la separación actual.

Dile a tu alma que vuelva a ese punto, cuando alma, mente y espíritu son una sola cosa, y no existen tres conciencias sino una sola. Poco a poco vendrán sensaciones e imágenes de aquel momento.

Ahora pregúntale al alma si quiere volver al estado primordial.

Obsérvate y haz, observa lo que le sucede a tu esfera anímica, lo que sucede, y porque la esfera de la conciencia se ha separado en tres.

Lo bueno es tomar conciencia de la totalidad.

Cuando el alma decide -si decide- volver a aquel instante, a ser una sola cosa, y no más la división de mente y espíritu, invítale a unirse a las otras dos esferas, señalándole que no existe un color específico para el alma, la mente y el espíritu, sino que al ser partes de un todo, en realidad, puede ser de cualquier color que desee.

Si el alma quiere probar a cambiar de color, así como la mente y el espíritu, se dará cuenta de que puede adquirir cualquier color: ya que ellas son todo y cada color representa una cosa que se puede ser.
Ahora procedemos a la fusión de las tres lámparas en una sola lámpara que tendrá en un primer momento todos los colores.

Una lámpara en que cada punto luminoso será de un color diferente, tanto, que si se observa la lámpara de lejos, ella aparecerá inexorablemente blanca; pero de cerca, podría asumir cualquiera de los colores del universo.

En este punto di mentalmente a la esfera luminosa -suma de las tres esferas originales- que para realizar la fusión, no basta con sumarse de este modo sino que hace falta derretirse irreversiblemente en una cosa sola, una esfera que sólo tenga un color, el color que representa a todos los colores, el color transparente.

Cuando la esfera se transforme en esfera totalmente invisible (sin ni siquiera poder distinguir los bordes), en aquel instante, la conciencia integrada volverá a Ser.

Se deberá decir a la conciencia integrada que la nada y el todo son la misma cosa y que unida a la nada, nada puede permanecer.

Si en aquel instante la esfera se pone transparente, no habrá más alienígenas u otras cosas que puedan molestarla, porque si fuesen hacia dentro de la estructura transparente, ellos se verían y caerían a la Tierra.

En ese instante se hará notar a la esfera de la conciencia integrada, que no hay más barreras entre alma, mente y espíritu, que no existen más, y que no han existido nunca ya que el pasado ha sido modificado, y nadie ha podido utilizar las esferas originarias separadas porque no lo han estado nunca, ya que ahora están unidas.

Ahora, en la habitación mental, entras con tu cuerpo a la esfera transparente. Ella y tú sois una sola cosa. Toma tu forma y se acomoda en tu contenedor, convirtiéndose el contenedor, en una imagen de sí misma. Tú te conviertes en esfera transparente.

Ya no existen barreras; las paredes, el suelo y el techo de la habitación ya no tienen razón de ser. La conciencia integrada, derriba las barreras que ella misma ha creado en la habitación mental, que ahora se asoma sobre el infinito total. Espera un instante y observa el infinito total, tal como te aparece. Contempla el lugar donde existes.

Después de algún instante, propón a tu esfera transparente que escuche el universo, volviéndote tú mismo el universo. Para hacer eso, propón a la esfera que se expanda lentamente.

Tú te expandes lentamente hasta los confines del universo, sin prisa, muy despacio. Y mientras te expandes, tocas el universo que tú mismo has creado, hasta el final, hasta el actual límite.

Tu esfera transparente respira en una única gran respiración, englobando en ello a todo el universo, absorbiéndolo dentro de sí.

Como en una gran respiración. Por un instante, que dura una eternidad, escucha tu universo, dónde tú eres Todo.

Toma conciencia de tu cuerpo, porque es tomar conciencia del universo entero.

Luego, expira, y contrayendo para que se vuelva más pequeño. Hazlo de modo que tu esfera transparente, unida a tu cuerpo físico, se convierta en una esfera cada vez más pequeña: al hacer eso, llevando dentro todo el universo que has englobado, haciéndolo ser, se vuelve muy pequeña, despacio, cada vez más pequeña, sin prisa, hasta convertirse en un punto infinitesimal con todo el universo dentro.

Saborea por algún instante esa sensación tan particular, y vuelve a tu dimensión originaria. Ahora tu conciencia integrada sabe que puede respirar y ser una gran onda, una gran esfera o una muy pequeña, pequeña.

Esa gran onda está por todas partes y por tanto en ningún lugar en particular. En ese estado, ella es completamente invisible. Cuando en cambio es una pequeña partícula, ella es visible como tal y está lista para interaccionar con el todo.

Háblate a ti mismo, cuál esfera integrada y explica a tu esfera integrada que puede existir siempre en estos dos estados y mostrarse como onda o como partícula, siendo invisible o visible, frente a cualquiera experiencia de la realidad virtual.

Recuerda que al final de todo esto, la conciencia integrada, utiliza su propio contenedor (el cuerpo), para realizar la experiencia que ha venido a realizar en este entorno virtual, y que no es bueno que el contenedor sea tomado por otros, así que debe protegerlo y vestirse como la expansión de la conciencia integrada.

Durante algún instante más escúchate a ti mismo como no lo has hecho nunca antes y observa el universo alrededor tuyo.

Conclusiones

El ejercicio, se hace sin descuidar ninguno de los parámetros descritos, que no necesitan ser renovados debido a la fusión de las esferas en una sola esfera irreversible.

Las siguientes experiencias de este tipo que el sujeto quiera conducir, lo llevarán a viajar por el universo sin más necesidad que visualizar su esfera transparente externa a sí mismo, porque él es su esfera transparente. Si la esfera es vista desde el exterior y es vista opaca, eso significa que, en una eventual abducción, el cuerpo ha sido retomado.

Todo esto se puede deducir, sobre la base de la experimentación concluida hasta ahora.

Se tiene que subrayar como, en la habitación mental, al principio, se pueden encontrar menos de tres esferas, sea porque ellas pudieron ser ya derretidas en una sola esfera transparente, sea porque algunas esferas pudieron asumir el color negro y siendo la habitación mental oscura, ellas podrían no estar abiertamente visibles. Si se presenta esta eventualidad, unid asimismo las esferas, aunque si algunas de ellas no resultan visibles, proceded como está descrito arriba.

En la habitación mental podría haber más de tres esferas, en este caso localizad las tres esferas de alma, mente y espíritu, y trabajad con ellas, descuidando las otras, que desaparecerán después de la fusión de la conciencia integrada.

Aquellos que lo deseen, pueden llevar a cabo ellos mismos la simulación mental, después de haber estudiado cuidadosamente toda la teoría que existe detrás de esta aplicación.

Algunas personas pueden ser ayudadas por otras para recorrer el camino de esta simulación mental, aunque se recomienda que realice sola todo el camino. Por lo general, creemos que es necesario hacer hincapié en que las personas que dicen no poder llevar a cabo esta simulación de forma independiente, en la mayoría de los casos, sólo quieren poner en manos de los demás la responsabilidad de su propia existencia. No tendría sentido ayudarlos.

Para todos aquellos que no entienden el tipo de enfoque que hemos tomado, les sugiero, antes de emitir juicio de valor, que realicen este sencillo experimento y lo comprendan a fondo, ya que no es posible hablar de algo que no sabes si no has realizado la experiencia.

Nunca debes tener miedo porque no hay nada que temer en el universo excepto a tu propia ignorancia.

Que tengas un buen viaje.


______________________________________________________

En este enlace puedes descargar el articulo del Dr Malanga titulado: El Universo a Colores, que se menciona arrriba: 
https://onedrive.live.com/redir?resid=78806F093AF7774B%21120 

(haz click en "DESCARGAR", arriba a la izquierda, para descargarlo en tu PC)


Si crees que estas teniendo o has experimentado interferencias alienigenas y necesitas ayuda unete a nuestro grupo de Facebook: 

https://www.facebook.com/groups/590897987611121/
Publicidad
 
 
Hoy habia 2 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=